Edificio cuyo balcón dejó sin vida a las tres niñas en Cuba, tenía orden de demolición desde 2017.

Familias residentes en La Habana Vieja, y en el edificio donde ocurrió el incidente donde habrían perdido la vida las tres niñas cubanas, han revelado a periodista Iliana Hernández de CiberCuba, que:

La edificación había sufrido derrumbe desde 2016. Autoridades de la Isla tomaron la decisión de sacar de allí a familias que residían y cerraron con candado la casa, esto habría sido desde el mes de octubre.

Vecinos de la zona denunciaron que pese al estado de la edificación, no tomaron en cuenta la demolición a tiempo, sino que tampoco tomaron en cuenta apuntalarla.

Muy cierto es que el fallecimiento de las niñas, María Karla Fuentes, Lisnavy Valdés y Rocío García por el derrumbe del balcón de ese edificio y las tardías y escuetas de condolencias del designado gobernante, Miguel Díaz-Canel, siguen provocando las más duras respuestas en Cuba y en el exilio.

En redes sociales, cubanos han criticado fuertemente que el gobierno cubano se centre más a construir hoteles de lujo y no tenga en cuenta tomar medidas, establecer mecanismos y controles que eviten derrumbes inesperados como el que les quitó la vida a estas tres niñas antillanas, y que para colmo, no asuma responsabilidades como gobierno y culpe entonces a la población cubana.

Esta tragedia ha sacado la ira y la indignación de cientos de cubanos, un ejemplo de ello, el rapero Marichal, quien compuso un tema –Ojalá se mueran-, para irse en contra de la mala administración que lleva para los cubanos el actual gobierno de Cuba.

Marichal declara en sus palabras, que ojalá los dirigentes cubanos hubieran ocupado el lugar de las niñas cubanas.

error: Content is protected !!